Noticias de Anime-Manga y Cultura Japonesa en General

Japón, Cúspide Tecnológica de la Ingeniería e Infraestructura


Infraestructura e ingeniería de japón
La Tierra del Sol Naciente, es nada más y nada menos que una de las primeras economías del mundo y repunta en muchas otras áreas tal como salud, educación, turismo y tecnología. Y no es de extrañarse, con una infraestructura robusta la cual se ha mantenido en permanente desarrollo con el paso del tiempo, además de una acaudalada inversión en su mercado, Japón ha procurado que su economía se mantenga en una evolución constante que se ha sabido mantener hasta la actualidad.

A pesar de las enormes pérdidas producto de la Segunda Guerra Mundial, Japón inmediatamente resurgió entre las cenizas, en unas décadas el crecimiento económico fue tal que se llegó a situar como la segunda economía del mundo en cuanto a PIB. Pero ¿A qué se debe este milagro japonés? No hay una respuesta corta ni simple, fue el resultado de la implementación de diversas políticas y construcción de obras de infraestructura que despejaron el camino de Japón hacía la cima.

Infraestructura de Japón

Ante el desarrollo de toda nación, surge la inminente necesidad de que la población se traslade dentro del territorio, y necesitan hacerlo de forma rápida y segura. Por ello este sector se encuentra sumamente cuidado con aproximadamente más de 1.177.00 km de carreteras pavimentadas, 1703 aeropuertos y unos 23.577 km en ferrocarriles, valores que de seguro aumentarán con el tiempo.

Según el Índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial, Japón se encuentra en quinto lugar en cuanto a infraestructura vial. Esto gracias a nuevas tecnologías en las políticas de carácter público, además de construcción y administración eficiente de carreteras aplicando estos avances tecnológicos.

Ingeniería e Innovación en Transporte

Es un hecho a lo largo de la historia, que el avance y el crecimiento de las distintas civilizaciones ha venido acompañado de avances tecnológicos y numerosos proyectos de ingeniería, Japón no es la excepción. En vialidad y transporte, la tecnología es quien marca la pauta, así lo ha decidido el Ministerio de Tierras, Infraestructura, Transporte y Turismo en el país, implementando sistemas inteligentes para la gestión del transporte y nuevos materiales de construcción.

A comienzos del siglo XXI se comienza a implementar de manera oficial el pavimento de drenaje, material con mucha más porosidad que otras clases de asfalto empleado, puede absorber grandes cantidades de agua con la finalidad de aumentar la adherencia de los vehículos al conducir en la vía húmeda.

También a mediados de los 90 se inició la implementación de medidas para administrar los sistemas viales, como instalación de luces LED en túneles, las cuales se tornan rojas en casos de emergencias, sistema de información y comunicación vehicular, el cual recoge y analiza la información obtenida en las vías, para así mostrársela a los usuarios informándolos de caminos, acontecimientos, el estado del tráfico, etc. Así como también usando tecnologías de esta clase, Japón ha instalado sistemas automatizados de cobro electrónico de peajes en las rutas pagas, demostrando así el cuidado de cada aspecto del sistema vial.

Japón y la Ingeniería del futuro

Ante la inminente globalización y el enorme intercambio cultural a cual todos los países son sometidos y cercanos a las próximas Olimpiadas en Tokio 2020, se comenzarán a aplicar más señalizaciones bilingües para las rutas y sistemas de transporte, con la finalidad de que sea más óptima la integración de la población extranjera en la sociedad.

En Japón ha existido desde hace décadas el sistema ferroviario, aunque no con las mismas características que en la actualidad. Los trenes bala del Shinkansen, la red ferroviaria de alta velocidad en Japón, han empezado a adquirir velocidades de hasta 360 km/h. Inclusive se encuentra en desarrollo una nueva tecnología de levitación magnética, la cúspide de la ingeniería en este sector.

Llamados Maglev, se espera que paulatinamente puedan estar operativos a lo largo del país, dada la inexistencia de fricción con los rieles, pueden alcanzar velocidades de hasta los 600 km/h lo cual reduciría prácticamente a la mitad los recorridos en la red Shinkansen.

Japón va a alta velocidad, mientras se sigan desarrollando nuevas tecnologías y se encuentren maneras de implementarlas en la ingeniería para mejorar la calidad de vida de los japoneses, parece que este proceso no hará más que seguir creciendo.